lunes, enero 14, 2008

HITMAN; Otro videojuego que muerde el polvo


A pesar de los lamentables resultados obtenidos, continúa el goteo de películas inspiradas/basadas en videojuegos de éxito.
Lejos queda ya aquel primer intento que, de alguna manera, ya debió servir como lección a productores y cineastas. Me refiero al pase a la gran pantalla de “Super Mario Bros”. Si aquel debut del videojuego ya fue nefasto, el efecto ha resultado se el contrario al lógico, es decir, en lugar de paralizar el tema de las adaptaciones se ha continuado con ello hasta nuestros días. De hecho no han hecho más que empezar.
A aquel bodrio de “Super Mario” siguieron los de “Mortal Kombat”. Tamaño desastre cinematográfico sólo podía contar con un actor estrella como reclamo, el inefable Christopher Lambert (¿alguien sabe de alguna película decente de este señor más allá de “Los inmortales”?). Después irían llegando “Street Fighter” (nada menos que con Van Damme de protagonista), el esperado y decepcionante “Tomb Raider” y, aprovechando el éxito de los juegos tipo survival horror, “Resident evil”.
De alguna manera, el moderado éxito conseguido por ésta película, animó a los productores americanos a explotar aún más este filón sin tener en cuenta los desastres precedentes (y que “Resident evil” tampoco es ninguna maravilla) y en eso estamos. Múltiples secuelas de Resident a cada cual peor, secuela de “Tomb Raider” también peor que la primera (que ya era difícil), “Aliens vs Predator” (que pasó del comic al videojuego y de ahí al cine) de la que también hay ya una secuela de inminente estreno, “Doom” (que al menos incorporó en una secuencia el famoso plano subjetivo del que se han alimentado todos los shooters) y, lo peor de todo, el desembarco cinematográfico del que ya puede ser considerado como el peor director de la historia del cine reciente: Uwe Boll.A tan siniestro personaje debemos nada menos que las adaptaciones, todas enfermizamente malas, de “Alone in the dark” (que hubiera dado para una magnífica película de terror), “Bloodrayne” (que desperdició el personaje femenino de videojuego más atractivo después del de Lara Croft) y “House of the dead” (con la que no había nada que hacer y cuya filmación es un despropósito tan grande que merece la pena verla solo para reventar de la risa).
Sin embargo, y por alguna extraña razón, el tal Uwe Boll continua recibiendo proyectos y además siempre del mismo tipo (adaptaciones de videojuegos). La única explicación es que alguien debe estar intentado convertirle en una especie de Ed Wood de nuestra época. No se me ocurre otra cosa para este desatino fílmico.
Tampoco quiero olvidarme en este repaso de “Stay alive”, película no basada en ningún videojuego pero cuya trama se desarrolla como si sus protagonistas estuvieran dentro de uno. Aunque muy limitada por su presupuesto y por la habilidad de sus responsables, la considero una interesante aproximación a este peculiar mundillo.
Pero volviendo al tema, la última película inspirada en un videojuego que nos ha llegado es “Hitman”. Un juego cuya mecánica consiste en ponerse en la piel de un silencioso y eficaz asesino que debe encargarse de eliminar a una serie de objetivos infiltrándose en sus guaridas y pasando desapercibido.
Poco de esto hay en la película. El Hitman cinematográfico está más cerca de Jason Bourne que del “47” del juego. Deja un rastro de cadáveres a su paso, es experto en combate cuerpo a cuerpo y la discreción no parece formar parte de su vocabulario. En este sentido, el personaje que hace años encarnara Jean Reno en la película de Luc Besson “Leon, el profesional” está mucho más cerca al espíritu del juego que el que vemos en Hitman.
¿Estamos ante una mala película? Pues hombre, si nos centramos exclusivamente en las adaptaciones de videojuegos en mi opinión tiene un pase. Al menos es entretenida y las secuencias de acción están resueltas con cierto oficio. Es mejor que “Tomb Raider”, por decir algo. Sin embargo se ha desperdiciado una buena oportunidad de construir un personaje y una saga fílmica interesante.
De momento, en lo que a adaptaciones de videojuegos se refiere, tendremos que continuar viendo “Silent Hill” como el mayor logro conseguido hasta la fecha. Veremos que pasa con World of Warcraft. Miedo da.

PD: no olvideis pasaros por “The last ones”. La primera entrada del primer capítulo ya está colgada ;)

6 comentarios:

Dude dijo...

No coincido del todo contigo, ya que la primera "Residen Evil", me parecio mas q aceptable y muy en sintonia con el espiritu del video juego. En cuanto a Silent Hill, no si si lo jugaste ( me refiero al primero, al original), pero la historia era mucho mejor que la del film, que era una copia de otra de miedo, "the dark", en la que curiosamente Sean Bean repetia papel. Para mi bastante decpcionante. Como casi todas.

salu2

Pablo (pablog70.wordpress.com) dijo...

Commando si que era una cojonuda adaptación, sobre todo siendo de un videojuego (el primero llevado al cine) sin argumento.

Darkhalf dijo...

DUDE: ¡Que no coincides conmigo! ¡Me cagüen...! :)
A ver, a mi el primer Resident no me disgustó. De hecho la adquirí en DVD después de haberla visto en el cine. El arranque sobretodo me pareció muy bueno pero creo, que pierde de vista el concepto de survival horror a medida que avanza la película y se va convirtiendo en un film de acción. Además, en ningún caso te sientes aterrorizado por la situación dado que, al identificarte con la protagonista y ver lo que es capaz de hacer, sabes que saldrá ilesa. En el videojuego no eres Hulk, tan solo una policía en apuros.

PABLO: ¿cuál es la adaptación de Commando? ¿Te refieres a la película de Schwarzenegger?

Pablo (pablog70.wordpress.com) dijo...

Esa misma, la de Arnold.

estanli cuvric dijo...

El problema está en los despachos: parece que los ejecutivos de las majors de hollywood todavía siguen considerando los videojuegos como un reducto de freaks sin criterio.

Yo tengo una teoría: muchos videojuegos ya habían sido llevados al cine mucho antes de que hubiesen sido creados.
Me explico: como tú bien apuntas, Leon, el profesional tiene muchos puntos en común con el argumento del videojuego Hitman. Pues bien, ¿acaso Zombie o el Amanecer de los muertos no podrían ser las adaptaciones de Resident Evil? ¿O contacto sangriento la de Street Fighter?
Insisto, el problema no está en el material, sino en las manos en las que éste recae.

Darkhalf dijo...

DUDE: Por cierto, que no te he dicho nada sobre lo de Silent hill. Yo del videojuego solo he jugado a la tercera entrega, la del centro comercial. Pero creo que a nivel de ambiente y sensación de "miedo", la adaptación al cine es la más acertada. A mi me lo pareció

ESTANLI: Yo creo que, de alguna manera, el mundo del videojuego impregna mucho cine hoy en dia, tanto de gran presupuesto como independiente. Matrix tiene mucho de videojuego y, al mismo tiempo, películas como Elephant o Old boy beben también de ahí con propositos distintos.
El error se produce cuando, en lugar de sacar partido de las tecnicas empleadas en los videojuegos, tratan de convertir un videojuego en una película como si se tratara del mismo tipo de formato (por el mero hecho de ser ambos audiovisuales). Nada tiene que ver la experiencia personal e interactiva de un videojuego con la narración cinematográfica en tercera persona.