jueves, enero 17, 2008

CUENTA ATRAS Y EL SAMBENITO DE LOS JUEGOS DE ROL


Hace algunos años Javier Rosado en compañía de su amigo menor de edad, Felix, atacaron al conductor de un autobús agrediéndole de forma brutal y acabando con su vida. Cuando al poco tiempo fueron detenidos debido a la nula capacidad de arrepentimiento de Rosado y a sus constantes muestras de alarde por la “proeza” cometida, el asesino reveló que lo hizo porque quería saber qué se sentía.
A pesar de ser declarado culpable, condenado y sometido a tratamiento psiquiátrico, los medios de comunicación y periodísticos de este país se encargaron de difundir la idea de que el asesinato había sido planeado como un juego de rol. Un juego de rol que, según se supo, solo existía en la cabeza de Javier Rosado y que muy poco, por no decir nada, tenía que ver con los auténticos juegos de rol que todos los que hemos jugado conocemos. Por supuesto también se añadió que era muy aficionado al cine de terror y al gore (pero de eso hablaremos otro día).
El caso es que desde que se plantó aquella semilla no han dejado de brotar nuevos casos en los que automáticamente se declara culpable a los juegos de rol poniéndonos bajo sospecha a todos los que somos o hemos sido aficionados a ellos; que fulano está en una secta… es un juego de rol! que ha aparecido un cadáver con una carta al lado… es un juego de rol! que han profanado una tumba y han hecho un caldo con los huesos… es un juego de rol! y así sucesivamente. Vamos, que mañana se romperá el cuello una vieja al pisar una piel de plátano y seguro que la maldita fruta era jugadora de rol!!
¿Pero a qué viene todo esto? Pues a que el sambenito del rol como inductor de actividades criminales está ya tan metido en nuestro folclore que, ayer sin ir más lejos, los guionistas de la serie “Cuenta atrás” no tuvieron inconveniente en dejar caer esa hipótesis en el caso que centraba la acción del episodio.
Nunca he visto la serie (pues con los avances publicitarios he tenido bastante) pero soy jugador de rol desde hace años, tengo conocimientos de guión y dirección cinematográfica y además soy criminólogo. Resumiendo, que tengo pleno conocimiento de todos los ámbitos que convergen en este asunto y sólo puedo decir que esos guionistas (o productores, me da igual) deberían plantearse las consecuencias que sobre el público pueden tener las historias sobre las que escriben. Como digo no ví el episodio y quizá lo del juego de rol es una hipótesis que se descartó en seguida en el transcurso del mismo, pero el mero hecho de nombrarlo vuelve a traer el dichoso temita a colación y creo que ya está bien.
Los jugadores de rol no son asesinos. Son gente, mayoritariamente joven, con inquietud cultural. Sociables, inteligentes y amistosos. Los juegos de rol no solo no matan a nadie sino que se utilizan en pedagogía y como terapia en psicología, además de estar cada vez más presentes en la formación de distintos tipos de profesionales.
Los juegos de rol tuvieron su auge a finales de los ochenta y principios de los noventa. Hoy apenas sobreviven junto a los juegos de cartas coleccionables. Sin embargo, y a pesar de este olvido progresivo en el que han caído, está claro que siguen siendo muy socorridos a la hora de crear polémica. Y si alguien tiene alguna duda que lea el libro de Jesús Palacios.
¡Basta ya!

PD: ya está colgado el segundo post de The last ones. No pierdas el hilo. ;)

9 comentarios:

al dijo...

El caso que comentas ya inspiró una TVmovie, hace unos años.

Por cierto, tengo que hacer una confesión: hubo un tiempo en que también jugaba a rol. Aunque eso la policía ya lo debe de ser, seguro que aparezco en algún fichero de sospechosos habituales.

al dijo...

Perdón: ya lo debe de saber.

Dude dijo...

Di que si!

Curiosamente esta semana estuve oyendo por la radio una entrevista a Jesús Palacios. Estamos en la misma onda.

Pero ya sabes la ineptitud de la gente. Ay que echarle la culpa a lago, Jodie foster lo hizo, el perro lo hizo, mi madre me obligo... etc...

Yo tampcoo veo cuenta atras.

salu2

Thiago dijo...

Buenas.. Hablando de Roles, que sepas que tu blog me ha inspirado mi ultimo post.. jajaja

Saludos.

Thiago dijo...

Y respecto a tu post, pues que tienes razon, que la gente funciona por estereotipos.. Un cuñado mata a su prima...¡pues todos los cuñados son asesinos! Un gay mata a su novio, pues todos los gays son asesinos...

Es el maniqueismo de los malos y los buenos... Se tiende a identificar la parte por el todo.

Bezos.

Darkhalf dijo...

AL: Tuve oportunidad de ver aquella película y, la verdad, me pareció un poco sensacionalista. No obstante, sobre el rol y su mala influencia, las hay peores. Recuerdo una que protagonizaba un joven Tom Hanks pero no me haga ahora buscar el título :)

DUDE: Pues sí. Vende más decir que un tipo se volvió loco jugando a un diabólico juego que... tal vez tu hijo tambien juega! Que limitarse a explicar los hechos. Ya se sabe, maquillar la realidad siempre da mas juego que enseñarla tal cual es.

THIAGO: Te agradezco el post. Me he quedado de piedra al verlo. Ojalá que ese proyecto The last ones llegue muy lejos.
En efecto, generalizar siempre es un error. Hay muchisisisisimos más casos de gente sana y estudiada que juega a rol (ademas de hacer otras muchas cosas) que chiflados que matan gente y juegan a rol (ademas de hacer otras muchas cosas), pero en fin... Es como lo de los chicos de Columbine y Marilyn Manson. Ya sabes.

Carabiru dijo...

Yo pensé lo mismo, joeeeeeeer ya están otra vez con los dichosos juegos de rol...

Yo cuando jugaba no podía decir en casa qué iba a hacer porque mi madre me montaba un pollo que no veas.

Por cierto, al final en el capítulo ni era juego de rol ni ná, eran unos chavales que vieron un asesinato, y como iban a suicidarse y no perdían nada, decidieron matar al ex-amante de la madre de ella que la chantajea y la hace infeliz, inspirándose en ese asesinato.

Pero por lo de pronto, otra vez más en ese binomio asesinato-rol...

Darkhalf dijo...

CARABIRU: pues sí, sí... que pesadilla y que pesaos. Pero me parece que ya no nos libramos... rol=crimen es una ecuación que yo creo que va a salir hasta en el libro de educación para la ciudadanía... grrrrrrrr!

nennella dijo...

A mí no me da la cabeza mucho para jugar al rol, pero tengo amigos que les encantaba!

O sea.. es como todo.. por ahí le dieron mala prensa al rol porque no lo entendían bien.. con el parchís no hubiera funcionado (y mira que también tiene su parte de persecuciones y hasta canibalismo!!)

Uy! by the way, sorry por tanto posteo.. pero me "copé" con tu blog