lunes, diciembre 08, 2008

CREPUSCULO; Dirty Dancing para melangóticos


El cine de vampiros no es ajeno a este blog, en absoluto. En mi maratón de entradas sobre el Festival de Sitges fue precisamente una película de vampiros la que mejor parada salió, por ejemplo. También hablé en su dia de la interesante 30 dias de oscuridad y de la fallida Rise. Así pues, ¿por qué iba a faltar aquí el nuevo y flamante fenómeno sobre vampiros juveniles?
Vaya por delante que no he leído las novelas de las que procede la película pero, como buen blogger y crítico, me he informado suficientemente sobre el material y, para los fans del libro no hay sino buenas noticias; se trata de una adaptación muy fiel del material de partida en la que prácticamente no se escatima un solo pasaje relevante en lo relativo a la primera de las novelas, que es la que se ha adaptado. Mención aparte será si los guapetes protagonistas cumplen con las expectativas que la imaginación de los lectores hubiera puesto sobre ellos.
Pero claro, aquí no estamos para hablar de una novela sino para hablar de cine. Y si restringimos el análisis a lo pura y estrictamente cinematográfico resulta que nos encontramos con una película en la que apenas hay un solo uso inteligente o creativo del lenguaje audiovisual. Ni la puesta en escena, ni los movimientos de cámara, ni la planificación... nada, a excepción de un par de desenfoques para jugar con la profundidad de campo, destaca en este film que se limita a explicarnos una historia más o menos previsible con la simple artesanía de ir uniendo un plano detrás de otro. Como muestra de la impericia de su directora baste el siguiente ejemplo: al principio de la película una voz en off, la de la protagonista, nos relata como este año se irá a vivir con su padre, el jefe de policía de un pequeño pueblo. En una de las primeras secuencias se la ve a ella con su padre en el coche de policía que él conduce y se aprecia cierta tensión entre ellos. Para romper el silencio, el padre le dice a ella que nunca la había visto con el pelo tan largo, a lo que ella contesta que se lo cortó recientemente. De esta forma tan sencilla el espectador medio ya debería darse cuenta de que padre e hija hace mucho tiempo que no se ven; tensión en las miradas, silencios, una breve charla que hace referencia al cambio de aspecto de uno de ellos... Bueno, pues en cuanto bajan del coche, la directora no puede evitar volver a incluir una voz en off de la chica diciendo: "hacia mucho tiempo que no nos veíamos". En fin, un desastre.
A nivel de guión, y aquí el mérito sería más de la escritora de las novelas (la película apenas si se aparta un ápice de lo que se explica en el libro), tampoco es que aporte nada nuevo a las historias de vampiros. Su juego terror/amor entre adolescentes con oscuros secretos ya fue explorada, sin ir más lejos, en la entretenida "Jóvenes Ocultos" de Joel Schumacher donde, por cierto, la combinación de terror, romance y humor estaba mucho mejor calibrada.
Pero en justicia hay que dejar claro que Crepúsculo no trata exactamente del vampirismo y tampoco está interesada en la mezcla de géneros como una forma de experimentación cinematográfica o narrativa. Su objetivo es el de encandilar a una nueva generación de adolescentes deprimidos por su triste y patética existencia con un relato sobre chicos y chicas hermosas, inmortales y con poderes sobrenaturales. Sobre un amor correspondido y eterno, puro y virginal (no hay una sola escena de sexo y hasta los besos son sin lengua). En definitiva, sobre una realidad que no existe pero a la que todos se rendirían extasiados y suspirando. Nada muy distinto del sentimiento empalagoso que, en mi generación, causaron películas como Dirty Dancing.
Los vampiros de Crepúsculo no duermen en ataudes, no matan gente sino que tienen suficiente con la sangre de los animales, les basta que esté nublado para pasearse a la luz del sol y, en el peor de los casos, si los siempre hirientes rayos del astro rey les tocan, no se disuelven en cenizas sino que brillan como diamantes. Todo ello me recuerda el estudio que se mencionaba en el ensayo "Undead and Philosophy" en el que el profesor de un colegio preguntó a sus alumnos acerca de a cúantos de ellos les gustaría transformarse en un zombie o en un vampiro y, prácticamente toda la clase abrazó el vampirismo. Así ya se puede ¿no?
En fin, si después de leer todo esto te estás preguntando si te recomiendo o no que veas esta película mi respuesta es que eso depende de una simple pregunta: ¿cuántos años tienes?

18 comentarios:

Dude dijo...

No he visto el film. Soy de esos que esta hasta las pelotas de las adaptaciones literarias ( defiendo la lectura, es mas, estoy leyendo "dejame entrar" y lo estoy disfrutando mucho). Esta, y no por que tu lo digas ni yo q sea mu listo, ya me lo veia venir q era carnaza para los EMO.
La vere, claro, soy fan del genero, pero a su devido tiempo.

Ta quedao genial el final del post.

Salu2

Anónimo dijo...

Hola
mi pregunta es la seguiente: teniendo en cuenta que esta peli es la 1a de un trilogía (creo), el final vale o no vale la pena?
:-) la mejora .... o no ? jejeje
Vanesa

Darkhalf dijo...

DUDE: Bien hecho. Por cierto, que tal está ese libro?

VANESA: Por lo que se, la película es muy fiel al libro por lo que el final de ambos es idéntico, es decir, un final en el que todas las subtramas (y me atrevería a decer que hasta la trama principal) quedan abiertas a una continuación. Vamos, que está hecho con mucha vista comercial y con un público garantizado.
No obstante, y como ya se a qué viene la pregunta, te digo que por muy bueno que fuera el final que le hubieran puesto, esta película ya no había quien la levantara.

Pablo dijo...

Acabaré viéndola tarde o temprano, y hasta puede que me parezca entretenida, pero como no tengo la edad del público para el que está rodada, no suspiro por ninguno de sus protagonistas, no me gusta Buffy, ni creo que sea la revolución del cine de vampiros que quieren vendernos, me la voy a ahorrar de momento.

Anónimo dijo...

Macho, eres un héroe. Vaya pastelacos te tienes que zampar.

H.

Icevicks dijo...

Bueno, hay que tener en cuenta que el cine, además de arte, se ha convertido en un producto de consumo de masas. Y este tipo de películas está dirigido a un segmento cultural y demográfico muy definido (adolescentes histéricos :P ). Luego estamos los que lo acabaremos viendo de una forma u otra y sufriendo el fenómeno por los daños colaterales que a veces supone el merchandising que envuelve la peli. Como dice Pablo hasta puede que nos parezca entretenida. Y contrariamente al anterior comentario, creo que te tienes que zampar estos productos. Que no sólo de exquisiteces vive el cinéfilo XD

Darkhalf dijo...

PABLO: haces bien. Además, ya puedes conseguir aunque sea con subtitulos "Let the right one in", de la que ya comenté algo en una de las entradas de Sitges y que como peli de vampiros (y como peli en general) es muchisisisismo mejor.
ANONIMO: Creo que se quien eres y... que te voy a decir... Yo soy un profesional ;) Y eso, como ya dije en una entrada antigua, es como bucear en una piscina de mierda.
ICEVICKS: por favor, no me arrastres a la enésima discusión acerca de si el cine es industria o arte y si ambas cosas pueden convivir en una misma película. Nos sobran los ejemplos de que así es. Otra cosa es que generar productos para el público mainstream con el único objetivo de ganar dinero y sin pretensión artística o de calidad alguna. Eso es lo que hay aquí. Nada más. ¿Que es autoconsciente del público al que va dirigida? Por supuesto, pero está claro que su campaña publicitaria mundial (que salía hasta en las noticias) nos la quiere colar como lo que no es.

Icevicks dijo...

No pretendo generar una discusión que está muy manida y de tanto discutida puede llegar a aburrir... Lo que digo, aunque con otras palabras, se parece mucho a lo de bucear en piscinas de mierda. Si eres "pofessioná", pues te toca hacerlo.
En cualquier caso, cuando compras "Crannel nº 3" en el mercadillo, ya sabes que no es lo que pretenden que te creas...
En cuanto a Let the one Ring, como dije en el post al respecto, a ver si me la doblan al inglés y la sacan ya de los cines en aquel país, porque la VO en sueco se hace dura para comenzar (toa la peli leyendo... :P)

Anónimo dijo...

Perdona que te corrija, Vicks, pero creo que estás equivocado. ¿No será más bien (a) Grannel nº5?

jijij

Ho.

Pablo dijo...

Déjame Entrar sí que me interesa. Gracias por el aviso. La busco ya mismo :)

Pablo dijo...

Ya la he visto. Me refiero a Déjame Entrar. Y sólo puedo decir que me ha encantado. Con tantas pelis de vampiros vistas me ha sorprendido que todavía se pueda hacer algo diferente y original con ese género.

Pablo dijo...

Darkhalf, ¿has visto The Spirit? si es que sí y no conoces el cómic (cosa que yo tampoco), me gustaría saber tu opinión, porque la ponen verde por todas partes y los comentarios que he leido son de gente que admiran el cómic o que aborrecen a Frank Miller. Y yo quisiera conocer una opinión más imparcial.

Darkhalf dijo...

PABLO: No, no la he visto todavía, aunque tengo bastante interés en hacerlo. Desconozco de que trata exactamente pero creo que el look visual de la peli bien merece un visionado (aunque suene a exploit de Sin city). Intentaré verla estos dias navideños, si me puedo escapar al cine, claro :)

Núria dijo...

Soy fan de los libros de Stephenie Meyer, porque ella sola ha creado un universo fuera de lo común.
La misma autora de la saga Crepúsculo dijo en una entrevista que ella escribió las novelas por pura diversión pero que poco a poco se fue dando cuenta de que podrían ser unos buenos guiones de cine.
He visto la película y la verdad es que tal y como he comentado con la gente que como yo somos incondicionales de Meyer opinamos que han desvirtuado muchas de las maravillosas escenas que mientras leiamos las esperábamos con ansia.
Asimismo, el film tiene un "pase" desde el punto de vista juvenil (el público más más más joven).
Al leer el libro esperábamos una encarnación fiel de los detalles del amor peligroso pero lo que nos encontramos fueron fallos por parte de la directora (a quién no culpo porque seguramente como muchos otros descubrieron los libros a la par que la película y leyeron deprisa y corriendo).
En cuanto a los actores...bastante buenos la verdad, ellos sí que se molestaron en encarnar a Bella y Edward.

Darkhalf dijo...

NURIA: Bienvenida! Acepto, o puedo aceptar, que el libro del que parte la película así como la saga en general de Crepúsculo pueda resultar atractiva o interesante para un determinado tipo de lectores e incluso para los lectores de novelas en general (por lo que se son de lectura rápida y tremendamente amenos y adictivos). Sin embargo, de lo que se trata aquí es de analizar el producto audiovisual, la película, que se ha hecho a partir de ello.
No se trata de decir si el libro es mejor o no que la película porque el film ya es una obra en si mismo y puede analizarse desvinculándolo por completo del material de partida (por muy bueno que este sea). ¡Cuanta gente hay que criticó la película de "El señor de los anillos" por no ajustarse exactamente a lo narrado en los libros! ¿Y son acaso malas películas? En absoluto.
Sin embargo no puedo decir lo mismo de la película "Crepúsculo". Ignoro si del libro homónimo se podría haber llegado a hacer una obra maestra cinematográfica o una buena película, al menos. Pero lo que si tengo claro es que lo que se ha hecho no pasa de ser un divertimento para adolescentes, pensado así desde el momento en que se concibió la producción y con una campaña de marketing brutal.
En el fondo, creo que tanto tu como yo estamos decepcionados. Tu por que lo que has visto no se ha ajustado a una novela que te entusiasma, y yo porque cuando voy al cine y pago en la taquilla, espero ver algo que merezca esos euros.

Cristina dijo...

Ejem... En Dirty Dancing por lo menos hay escenas de sexo...
Y no es empalagosa! ;P

Núria dijo...

Realmente si considero la película desde un punto cinematográfico, pienso que muchas de las escenas del film son demasiado irreales: un vampiro que sube por los arboles (que en verdad parecía una ardilla), una panda de vampiros que surgen de entre la niebla (parecían la típica banda de matones de un patio de colegio )...pero bueno supongo que la directora no pudo hacer más, ella nunca antes había hecho películas de ficción por lo que en cierta manera se le puede disculpar...
Pienso que por ello en la próxima película de la saga "Luna Nueva" se ha decidido cambiar de director, se pondrá al mando a Chris Weitz (cosa que no se yo si dará buen resultado, porque es el mismo director de "La Brújula Dorada" la cual no fué muy bien aceptada por el público y menos por los niños que era a quienes en verdad iba dirigida la película).
En fin, han desperdiciado un gran guión en un film que no ha pasado de ser que una películita para adolescentes...
Esperemos que la próxima no la DESTROCEN.

Ermo dijo...

tío, actualiza ya!

[o crea un apartado para tu becario (el senyor Padrós), a ver si así piensa menos en otras cosas...]