domingo, junio 01, 2008

LA NIEBLA, de Frank DARABONT, de H.P. LOVECRAFT y de un tal Stephen KING


Cualquiera que siga la obra de Stephen King y, por extensión, la de las adaptaciones de sus películas al cine, está acostumbrado a las decepciones.
Las novelas del “maestro del terror” son cada vez más infumables y su pase a la gran pantalla desastroso. Probablemente sonará a tópico pero desde que, hace ya muchos años, dejara a un lado sus adicciones, se mudara de una caravana a una lujosa casa y dejara de ser un paria tratando de colar cuentos en publicaciones especializadas para convertirse en la niña bonita de las editoriales, Stephen King no ha levantado cabeza. Sus obras han dejado de causar asombro y se han convertido en material de consumo masivo por su lectura fácil (aunque a veces reiterativa y plomiza) y por su cohorte de seguidores que, según parece, son capaces de perdonarle hasta el mayor de los bodrios.
Pero como decía, si malas son sus últimas novelas, peores aún las películas que de ellas proceden. Lejos, muy lejos, quedan ya Carrie (Brian de Palma), La zona muerta (David Cronenberg), El resplandor (Stanley Kubrick) o El misterio de Salem’s Lot (Tobe Hopper). Una época en que su pluma atraía a los mejores directores de cine, deseosos de plasmar en imágenes la imaginación del escritor.
Ahora, en cambio, mencionar a Stephen King es hablar de telefilms, de miniseries de dos capítulos en antena 3, de lanzamientos “direct to dvd” o de algún guión colado en la serie de moda sobre fenómenos paranormales del momento.
Pero por suerte, un admirador de la obra de King, talentoso guionista además y con buen ojo para la cámara, ha conseguido que sus únicas tres películas (hasta el momento) se hayan basado en obras del escritor de Maine y además sean grandes y hermosas producciones dignas de ser apreciadas, mucho más allá que como películas de género.
Frank Darabont, no solo consiguió convertir "Cadena Perpetua" en una de las mejores (si no la mejor) película carcelaria de la historia del cine, sino que repitió proeza con "La milla verde" (que además tenía la dificultad adicional de introducir elementos sobrenaturales en la trama) colocando a ambas películas en la carrera por los más prestigiosos premios de su año.
Probablemente por eso, Frank Darabont haya tenido que ser quien resucite de nuevo lo mejor del terror creado por King adaptando al cine uno de los relatos que se incluían en "Skeleton crew", un conjunto de cuentos inédito en nuestro país y publicado en Estados Unidos a mediados de los años ochenta.
Si estás interesado en ver La niebla, lo mejor que puedo recomendarte es que dejes de leer aquí mismo. Cuanto menos sepas sobre de qué trata más la disfrutarás. Me temo que incluso una foto rebuscada en Internet podría aguarte un poco la fiesta.
Sí debes saber, no obstante, que poco o nada tiene que ver esta historia con la que llevarA al cine John Carpenter bajo el mismo título en castellano, “La niebla”, a pesar de que en ambos casos este fenómeno atmosférico tenga, obviamente, una importancia capital en el desarrollo de la película.

Sin ahondar demasiado en las causas de la aparición de esa extraña niebla (ni falta que hace), la película busca colocar a un grupo heterogéneo de personajes en un espacio cerrado y esperar a ver qué sucede aplicando una presión constante desde el exterior a base de ataques inesperados y una temperatura interna en aumento merced a las tensiones que se establecen entre distintas personas, grupos y, finalmente, facciones.
Si en "Amanecer de los muertos" (Zack Snyder) un reducido grupo de personajes se encerraban en un espacioso centro comercial mientras eran asediados por zombies caníbales, aquí, el pequeño supermercado da cobijo a muchos, demasiados personajes, que además ni siquiera pueden ver exactamente de qué se están ocultando o contra qué se enfrentan. Precisamente porque esa niebla que da título a la película tan solo nos deja entrever el horror, realizando así la doble función de cortina material y mental, salvaguardando la integridad física y la cordura de los que no quieren averiguar qué se oculta en su interior.
Frank Darabont hace un excelente trabajo con los actores a excepción, tal vez, de con el protagonista que aparece con la misma expresión cinrcunfleja durante prácticamente toda la película. Mención aparte se merece el trabajo de Marcia Gay Harden quién tiene que levantar al personaje más polémico y problemático de la película. Personaje que además suena mucho a sospechoso habitual en las novelas de Stephen King.
En los aspectos técnicos, destacaría sobretodo las tomas de lo que hay en la niebla, especialmente cuando no se ve claramente, pues sin duda esta película es una de las mejores muestras de que en el terror, es mucho mejor sugerir que mostrar. Como ejemplo, funciona mucho mejor la secuencia del motero que decide adentrarse en la niebla atado con una cuerda que la expedición, narrada de forma mucho más explícita, a la farmacia. Y como colofón a todo ello, no me gustaría olvidar la fantástica y sobrecogedora imagen de esa entidad primigenia e indescriptible que aparece hacia el final de la película y que sin duda surgió de la ávida lectura de relatos del genio de Providence, H.P. Lovecraft; un plano, para la historia del cine fantástico.
Por supuesto no puedo olvidarme tampoco del arriesgado y desgarrador final de la película que fue un cambio introducido por Darabont sobre la historia original y que rubrica perfectamente la fatal ironía en que se convierte el film.
Y dejo aquí esta crítica y no entro a valorar los aspectos socio-políticos en los que se incide (sin duda deliberadamente) en la película. No olvidemos que se trata de un film post 11S lo cual, queramos o no, dota de una segunda lectura a, prácticamente, todos los films americanos que nos vienen llegando desde tan triste efeméride. Pero como he dicho, no entro en ello, y me quedo tan solo con la narración esencial de la película, con una nueva vuelta tuerca a las películas de asedio y con una de las mejores adaptaciones de Stephen King que se han hecho en muchos años.

8 comentarios:

Pablo dijo...

Después de haber visitado dos blogs seguidos (este el segundo) en los que se hablaba de esta película, me la he bajado por curiosidad y, sin ser seguidor de Stephen King ni haber leido la historia original, también me parece que es de las mejores adaptaciones que he visto de ese escritor. Le sobra algo de metraje pero bien. Lástima que al bajarme la película de una página de descarga directa, habían colocado varias fotos para comprobar la buena calidad de la imagen, y una de las fotos ha hecho que me viera venir el final :(

Ah, y magnífico ese inolvidable plano de la criatura gigante. Era como si Cthulu y compañía se hubieran hecho de nuevo los amos de la tierra.

Vicks dijo...

Bueno, pues habrá que verla en algún momento en que esté solo por casa. Para un lector asiduo de Stephen King durante los años mozos (que afortunadamente coincidió con sus mejores novelas), fue un momento difícil abandonarle. Sucedió después de El Pasillo de la Muerte, y no por la novela, sinó porque se veía venir que se estaba convirtiendo en la Rosamunde Pilcher del terror.
Así que he dejado la lectura a medias por recomendación del autor...

Dude dijo...

Yo ya he puesto mi post sobre este film.
No me parece, para nada. La obra que quereis encumbrar, mas que nada por el final, q no esta justificado, a mi modo de ver ( o eso o esq soy muy valiente). Pero reconozco que con algo mas de psicologia, claustrofobia, y terror, mas terror el final es muy adecuado.
Pero conforme es la peli, no.

Ah! coincido contigo 100x100 respecto a King, y sus insistentes personajes religiosos.

Salu2

Darkhalf dijo...

PABLO: Me alegra ver que te tomas mis recomendaciones con interés. Yo creo que valía la pena escribir algo sobre esta película, precisamente porque hay mucha morralla de terror y a veces cuesta distinguir el grano de la paja.
Por supuesto el momento de la criatura gigante es antológico :)

VICKS: Pues bien que hiciste. Porque la verdad es que el tio se ha vuelto farragoso de verdad. Yo le abandoné más o menos también por la misma época, con Tommyknockers.
La peli vale la pena. Echale un ojillo. La de La niebla, digo.

DUDE: Ey, no saquemos las cosas de quicio :) Que tampoco me he deshecho en elogios con la peli ni quiero que parezca que estamos ante una obra comparable a El resplandor o El exorcista.
Sencillamente, creo que, en comparación con las películas de terror que se han estrenado en los últimos meses (Ruinas, Una noche para morir,...) hay que reconocer que destaca. ¿Que podría ser mucho mejor y haber sacado más partido del planteamiento? Estamos de acuerdo. Si ya lo sabes. :)

rastelman dijo...

le debo a lover una buena leida de sus obras... ya se que me lo estoy perdiendo

hochi dijo...

Pues a mi el final no me ha gustado. Para nada imprevisible: ya sabía cómo iba a acabar desde que se la juega para coger la pipa del capó (es que tengo, como Harry, la manía de contar las balas ya disparadas...). Por lo que me han contado, un final más fiel al libro creo que hubiera estado mejor y a mi humilde entender, hubiera sido más lovecraftiano.

Darkhalf dijo...

RASTELMAN: Bueno... como ya he comentado en el post, tan solo te pierdes sus primeras obras. De las últimas yo escogería con sumo cuidado. :)

HOCHI: Bienvenido. Siento que no te haya gustado y más aún que intuyeras el final. Sin duda es uno de los puntos fuertes del guión.
Estoy totalmente en desacuerdo con que el final de la historia original sea mejor. La he leído (lo hice después de ver la película) y te puedo garantizar que no lo es, al menos para mi gusto. Podía haber funcionado también (era un final más abierto y desconcertante) pero también más esperanzador y,con la lección de Soy leyenda bien aprendida, yo me quedo con el de Darabont. Por si acaso. ;)

josecgil dijo...

Yo la acabo de ver (no me pongo al día tan rápido como otros) y la verdad es que me ha gustado. La mezcla de peli de zombies + Half Life me ha hecho pasar una buena tarde y eso ya es mucho pedir en los tiempos que corren.