lunes, febrero 25, 2008

BODIES... THE EXHIBITION; LA MUERTE OS SIENTA TAN MAL


Cuando el Joker secuestra a Vicky Vale y se la lleva al museo de arte en el primer Batman (el de Tim Burton), hojea delante de ella su album de fotos menospreciando su trabajo hasta que, de repente, llega a una página en la que hay varias fotografías de cadáveres que la joven periodista llevó a cabo en el escenario de una guerra. El Joker, maravillado ante esas fotos la felicita y, poco después, le comenta que él mismo también es un artista. Un artista que hace arte cuando alguien muere. Ya sea quemándolos con ácido, electrocutándolos o intoxicándolos con cosméticos que dejan cadáveres sonrientes.
Otro personaje algo más real llamado Ed Gein, mató a varias personas en su localidad y, con sus restos, fabricó todo tipo de instrumentos y mobiliario no exentos de cierta inquietud artística. La labor de este demente dio lugar a varias películas ("Ed Gein" y "La matanza de Texas", por ejemplo) en las que se destacó siempre esta faceta artística del personaje.
El asesino Hannibal Lecter de "El silencio de los corderos" también tiene su faceta artística. A pesar del estrés que debe causar el llevar a cabo una fuga, se permite perder el tiempo crucificando a uno de su carceleros de tal manera que parezca una mariposa con las alas abiertas. O matar a un delator recreando el ahorcamiento con las tripas fuera de un histórico traidor de la Florencia renacentista.
Queda claro pues, que lo de hacer arte con la muerte es algo que se ha explotado en el cine y, al parecer, ahora también fuera de él.
La exposición “Bodies… the exhibition”, muestra una serie de cadáveres (y pedazos de cadáveres) en distintas vitrinas y pedestales con sus órganos internos a la vista para disfrute y deleite de quienes quieran contemplarlos. Obviamente, una exposición como esta requería de una coartada altruista para ser presentada, y es por eso que oficialmente la muestra se vende como una forma de observar el cuerpo humano como nunca se había hecho antes. Una excursión que ningún colegio puede perderse por su alto nivel educativo, por ejemplo. No obstante tantas buenas intenciones, la entrada normal no baja de 18 euros. Y en el fondo es justo. Se vende como museo pero se paga como espectáculo. Lo que realmente es.
Un servidor fue a ver dicha exposición el pasado fin de semana y, después de meditar sobre lo que allí había, solo puedo decir que en la mayoría de piezas nunca me sentí más lejos de acercarme al cuerpo humano.
Me explico. El tratamiento al que han sido sometidos esos cuerpos hace que lo que realmente vemos sea más parecido a unos sofisticados maniquíes que a una persona muerta. La elasticidad, el brillo, la textura,… todo se ha perdido. Solo quedan la forma y los volúmenes (que tampoco son reales debido a que el líquido que inyectan a los cuerpos les da una rigidez de la que carecerían, como amablemente explica una de las trabajadoras de la exposición que te ofrece la posibilidad de coger y tocar un hígado tratado con la sorprendente solución plastificadora).
A pesar de que algunas de las piezas, sobretodo la sección de fetos, llevan un aviso sobre su posible capacidad de sugestión por si alguien no quiere mirarlos, lo cierto es que la sensación que produce la contemplación de casi todo lo que hay allí es la misma que la que tendríamos al ver un puñado de muñecos a tamaño gigante del clásico juego de Anatomía. Tanto es así que ni siquiera se han cuidado de intentar mantener limpios los cuerpos, y puede apreciarse perfectamente el polvo que se acumula sobre ellos, como si de simples trastos se tratara. La mayoría de ellos, ni siquiera están preservados dentro de urnas sino que cualquiera puede acercarse y tocarlos (lo cual ocurre a menudo a pesar de los cartelitos que ruegan que no se haga).
¿Qué pretendía realmente el autor de esta exposición? ¿Enseñarnos el cuerpo humano tal y como es por dentro? Lo hemos visto en documentales y en recreaciones en 3d que, visto lo visto, resultan más reales que la propia realidad que el autor de Bodies nos propone. ¿Es arte entonces? Si es así, hemos cruzado la frontera que el propio H.R. Giger no había saltado aún.
Si el austríaco modela esculturas con cráneos y huesos que en realidad son de materiales sintéticos o de animales, el autor de Bodies se ha arriesgado finalmente con la materia humana real. La única barrera ¿autoimpuesta? ha sido darle a todo ello un trasfondo científico y una coartada ética que además viene avalada por el compromiso a incinerar los cuerpos una vez haya acabado la exposición. ¿Pero seguro que no estamos ante el inicio de una nueva tendencia artística? Los cuerpos que vemos en Bodies fueron donados y se permitió que fueran sometidos a la técnica que ha permitido conservarlos de esta manera. ¿Significa eso que, donación mediante, habrá nuevas exposiciones con fines puramente estéticos o artísticos? ¿Podré yo mismo donarme para que un artista con menos escrúpulos haga de mi cuerpo una obra de arte imperecedera? ¿Reaccionaríamos igual ante una lámpara fabricada con huesos y piel humana si su artífice fuera un asesino demente que si fuera un artista consagrado? Si la respuesta es no, entonces falta muy poco para que veamos la secuela de Bodies. Y seguro que será mucho más interesante.

11 comentarios:

Pablo dijo...

¿No salía esta exposición, o una muy parecida en Casino Royale?

A mí me da repelús, y si tengo que ir y me ofrecen tocar un higado poto allí mismo.

Miss Sinner dijo...

A mí también me da yuyu :S

Creo que esto no es más que una rama más del morbo al que es capaz de llegar el hombre. Observar cadáveres por puro deleite estético es de morbosos.

Perdón por no haber pasado antes, pero quería comentar en el otro blog después de haber leído el relato y aún no lo he hecho. Me cuesta horrores centrarme en el texto blanco sobre el fondo negro, así que lo he imprimido, espero que no te importe, es sólo para leerlo.

Un saludo.

Darkhalf dijo...

PABLO: pues ahora que lo mencionas... me parece que sí.
De todas formas te aseguro que no impresiona apenas. Y lo del hígado, es lo más parecido a coger una piedra. La plastificación esa le quita todo el realismo a la viscosidad y jugosidad de los órganos internos :) Perdona, ¿estabas desayunando? :))))

MISS SINNER: Lo mismo que a Pablo te digo sobre el yuyu.
Sobre lo de si es una expo para morbosos pues lo que digo en el post. Quieren hacer ver que no lo es, y es probable que haya gente que vaya con afán educativo pero... diria que son una minoria.
Sobre The last ones te doy toda la razón. Tengo que cambiar lo del fondo negro igual que hice con este blog porque va fatal para leer, aunque estéticamente me guste.
Lo haré este fin de semana sin falta.

las ruvis dijo...

ha nosotras, como a miss sinner, nos da llullu. i no nos produze ningun plazer contemplar hese tipo de cosas. jo.

sera que no tenemos sensivilidad para hel arte contemporaneo? dudas, dudas...

vesis!!!

p.d. jo, como te as currado hel post. grazias!!

dude dijo...

joder que asco!!

pero... con lo cinefilo que tu eres como no has hecho referencia al film aleman "anatomia" ( que no de Grey)

salu2

Darkhalf dijo...

RUVIS: bueno... en realidad supongo que depende de como lo enfoques. Os aseguro que había gente mirando la exposición que parecía la mar de fascinada e incluso había el típico médico o estudiante de medicina que iba dando lecciones a sus amigos... Como poco no se le puede restar el mérito de ser una muy gráfica y efectiva campaña antitabaco (lo digo por el pulmón con calcinoma que exhiben).

DUDE: Anatomia... sí, bueno... la vi hace tiempo pero si te digo la verdad apenas recuerdo nada de ese film. Salía la Franka Potente, no?
Bueno, por lo demás como a los demás. Casi parece que da más asco imaginarlo que verlo. ;)

nennella dijo...

Yo vi esa exposición el año pasado aquí en la reina del plata, con una mezcla de curiosidad y morbo, pa que negarlo, pero sí.. parecían muñecos, humanos para nada!
Chinos con ojos azules, epa!!

Darkhalf dijo...

NENNELLA: pues sí, esa mezcla de morbo y curiosidad es el reclamo de la exposición, por más que intenten apoyar el tinglado en fines divulgativos. Pero bueno, digo yo que algo se aprende a pesar de todo. :)

Mar dijo...

Yo supongo que el morbo es innegable, pero también me parece muy interante y me gustaría verlo. Tampoco hay que darle tanta importancia, sólo es carne plastificada, a mi me daría asquito un cadáver lleno de bichos, pero así qué más da, es como tocar un esqueleto limpito, no da cosa, al menos a mi

Darkhalf dijo...

MAR: Sí, si interesante no deja de serlo aunque a mi me sigue pareciendo caro.
De todas formas te diré que en todas las visitas de las que he oido comentarios (la mia, la de mi hermano, la de algún amigo,...) siempre había algún médico aprovechando para hacer docencia con algún grupo, aprovechando para lanzar mensajes de prevención (ya que la mayoría de órganos expuestos padecían de alguna patología grave).
En cualquier caso la exposición está ya en MAdrid asi que, si quieres verla ya sabes... :)

mundo real dijo...

bueno...me parece que la info que mostraste tiene un pequeño defecto.
al ir a la expocision me parecio que entraron con la idea en la fija en la mente de que era aberrante,sin dar cabida a opiniones mas que de reproche, en estos temas hay que ser de mente abierta.
yo estudio enfermeria,asisti a la exposicion y me parecio muy interesante, el que hayan perdido la forma original y texturas es normal, ya que se trata ademas de personas de avansada edad en su mayoria, y no es lo mismo un corazon de una persona joven que el de un fumador o anciano, enfermo pierde su textura y forma.
la muestra del sistema continente (circulatorio) fue asombrosa, personalmente no sabia a que escala estaban arraigadas en nuestro interior, y eso no se aprende en imagenes u escritos que relaten el hecho.
tambien se crea conciencia de que al fumar estamos matandonos,al lado del pulmon con cancer, el cual era una masa negra, habia un recipiente repleto de cajetillas de cigarrillo que la gente boto al mirar el daño provocado,
es una buena propuesta la que ofrece bodies.
sobre tu manera de mirar el mundo, debes saber que hay muchos hechos de peor indole que mostrar el cuerpo de nosotros en su interior, hiroshima y nagasaki, adolf h. A.pinochet, y otros mucho hechos y personajes relevantes de la mente asesina del hombre son temas mas importantes que dar la negativa sobre una exposicion que use cuerpos humanos verdaderos, ademas, todos tenemos la capacidad de matar y dañar, solo que la contenemos en nuestro interior, cegamos ese instinto con nuestra moral, pero algunos la sacan a flor de piel, y el resultado se publica en las portadas de los periodicos como masacres